Cacahuetes

Estándar

Dos escritores.

¿Cómo te va? ¿Dónde te metes, que no nos vemos nunca?

No salgo mucho. Prefiero quedarme en casa, escribiendo.

¿Qué quiere decir eso? ¿Quieres decir que yo no escribo?

No quería decir nada. Sólo lo que he dicho, que no salgo mucho y que me paso el día escribiendo.

Tienes razón. La vida literaria a veces es muy poco literaria. No nos deja mucho tiempo para escribir.

No era eso lo que quería decir.

Somos como marionetas del mercado editorial. Todo el día en el escenario, de feria en feria, como fenómenos. Como monstruos. Exponiendo ante el público nuestras deformidades. Para que el público nos arroje cacahuetes. ¿Quieres cacahuetes?

No. No quiero cacahuetes.

Eran cacahuetes metafóricos. Yo los cacahuetes de verdad no puedo ni olerlos. Les tengo intolerancia.

Tal vez sea eso lo que me pasa a mí con los cacahuetes metafóricos.

¿Puedo citar eso?

¿Te parece ingenioso?

Sí.

Entonces no, no puedes citarlo.

Te entiendo perfectamente. Cuando uno tiene una idea, esa idea es suya y nadie tiene derecho a robársela.

Cabrón desmemoriado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s