Esto no puede salirles gratis

Estándar

Está en la historia de la construcción de la Modernidad: la conjetura de que, al igual que la Naturaleza, la Historia y la Moral tienen también sus leyes, objetivas aunque peculiares, y en todo caso garantes de un proyecto de emancipación que, con todas las aristas que se quiera, ha funcionado y nos ha hecho más libres e iguales.

No es mucho pedir: si hasta las piedras al caer obedecen a una ley no escrita, ¿cómo no van a hacerlo los seres humanos, conscientes como son de sus actos, hasta de los pretendidamente inconscientes? La vieja Dike, el ajuste de cuentas, cuya ley impone la retribución de las injusticias, según Anaximandro. Está en los dichos populares (“el que la hace, la paga”), en la épica, en los cuentos infantiles desde mucho antes de Walt Disney. Pero solo con la Modernidad el deber entra en escena.

Y es así: ningún poder divino, ninguna deidad antropomorfa, ningún fatum presidirá el ajuste de cuentas, la retribución de las injusticias cometidas por este gobierno, si no lo hacemos nosotros. Es un deber moral.

Todo esto no puede salirles gratis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s