La Fundición

Un proyecto colectivo. En este, el mejor de los tiempos, el peor de los tiempos, es un lujo. También es un lujo contar con compañeros de lujo. Todo de lujo. Me he aficionado a esta palabra (adicción al “lujo” en un contexto metalingüístico: anímense, doctorandos en algo).

La Fundición Príncipe de Astucias, al fin, ha llegado antes que el milenarismo de Arrabal.

Hela aquí.

 http://fundicionprincipedeastucias.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s