Primera página

Estándar

Siempre había tenido mala letra y siempre se había avergonzado por ello.

Ahora, cada vez que estrenaba un cuaderno, llenaba la primera página de borrones, tachaduras y signos indescifrables. Así, cualquier cosa que escribiera después, por muy torcidos que estuvieran los renglones, sería siempre, inevitablemente, más armónica que el principio.

Algo así debió de sentir Hesíodo cuando puso al Caos como origen de todas las cosas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s