El machete de Wert

Han sido muy comentadas las palabras del inefable ministro Wert: “Esto es una jungla y yo sin machete”. Como ya viene siendo dolorosamente habitual, el ministro falta a la verdad incluso cuando cree que no se le oye: Wert tiene un machete y se llama Montserrat Gomendio.

La secretaria de Estado de Educación tiene las mismas prestaciones que esa célebre arma blanca tan apreciada por los carniceros y los asesinos creativos: es simple, eficaz, peligrosa y fácil de manejar. Simple en su retórica, como quería Goebbels: de su reciente afirmación de que la LOMCE cuenta con el respaldo de la mayoría de la sociedad porque el PP tiene mayoría absoluta, lo menos que se puede decir es que roza lo brillante sin llegar a pensamiento; pocos publicistas pueden presumir de haber presentado un producto de tan baja calidad como la LOMCE con argumentos tan peregrinos como insultantes. Y sin embargo eficaz en su función: blindar la reforma educativa, proteger al ministro, brindarle esa pátina de majestad que ansían los inútiles para poder pasar por listos sin tocar un libro. Peligrosa por cuanto piensa lo que algunos dicen en lugar de decir lo que todos piensan: que la LOMCE es un cadáver legislativo en estado de avanzada putrefacción, y que la única disyuntiva que se plantea es o bien dejarlo a la intemperie hasta que infecte a una generación entera o bien enterrarlo de una vez y cuanto más hondo, mejor. Y tan fácil de manejar en ruedas de prensa, comparecencias oficiales y otros eventos de salón, que uno duda de que importe realmente la diferencia entre tener en esos cargos a un ser humano o a un somormujo.

Como me consta que una secretaria de Estado tiene empleados que se dedican a la insustituible labor de prepararle la carpeta diaria con cuanto se escribe en el reino acerca de su insustituible persona, el lector tendrá que disculparme por dejar este artículo con la mitad de la extensión prevista y añadir a continuación algunas notas para que nuestra protagonista no se pierda por completo.

Inefable: Que no se puede explicar con palabras. Es una palabra paradójica porque se la puede explicar con palabras.

Paradójica: Que incluye paradoja o que usa de ella.

Paradoja: Figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que envuelven contradicción.

Retórica: Arte de bien decir, de dar al lenguaje escrito o hablado eficacia bastante para deleitar, persuadir o conmover.

Goebbels: Político alemán, ministro de propaganda de la Alemania nazi, que quería ligarse a Penélope Cruz en La niña de tus ojos.

Pátina: Especie de barniz duro, de color aceitunado y reluciente, que por la acción de la humedad se forma en los objetos antiguos de bronce.

Disyuntiva: Alternativa entre dos cosas, por una de las cuales hay que optar.

Somormujo: Ave palmípeda, con pico recto y agudo, alas cortas, patas vestidas, plumas del lomo, cabeza y cuello negras, pecho y abdomen blancos, costados castaños, y un pincel de plumas detrás de cada ojo. Vuela poco y puede mantener por mucho tiempo sumergida la cabeza bajo el agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s