Confluyan con precaución

Parece que a Podemos le va a resultar más difícil explicar cómo funciona qué cuál es su programa. Las últimas horas nos han servido un quintal de ejemplos de que un millón doscientos mil votos son demasiados como para ignorar los clichés más habituales en las discusiones políticas, no digamos ya en los medios. Acostumbrados como estamos a que las declaraciones públicas de los dirigentes de los partidos procedan formalmente de una deliberación interna (cliché: no es precisamente infrecuente que esos dirigentes declaren lo que les viene en gana, calibrando solo los equilibrios de poder de los que depende su posición), puede provocar cierta estupefacción que Jiménez Villarejo opine según qué cosas (cliché: tampoco es infrecuente que confundamos la representación política con la ideológica, como si al dar nuestro voto a un candidato para que represente nuestra voluntad le autorizáramos también a ser portavoz de nuestras opiniones). No menos acostumbrados a que los partidos sean organizaciones con carné y cuotas (cliché: es facilísimo sacarse el carné de un partido, a pesar de dar la impresión de ser clubs privados y selectos), no es menor la perplejidad que provoca ser invitado, sin más, a participar en un círculo o asamblea (cliché: no es del todo cierto que la burocracia de los partidos sea el gran obstáculo a la participación ciudadana). Pero cuidado: no es desdeñable el peso de los clichés dentro de Podemos, y es así que hemos podido recabar opiniones contrarias a una confluencia con Izquierda Unida desde el argumento del asamblearismo (como si a Izquierda Unida o a quien fuese le costara mucho aplicar el clásico método del desembarco de militantes y colonizar uno a uno los círculos de Podemos) o desde el pseudoargumento de la pureza (como si los círculos estuviesen abiertos a todos salvo a aquellos manchados por no se sabe qué impurezas). Cierto que, tanto dentro como fuera, estos ejemplos son menos que anecdóticos, pero abren más de un interrogante sobre el tipo de relación que se quiere articular entre movimiento partido e instituciones.

No es ningún secreto que el horizonte de Podemos es el de un proceso constituyente, y no es ningún misterio que en un proceso constituyente el músculo es parte del mensaje. Leer este momento en clave frentista, bajo consignas del tipo “parar a la derecha”, por muy tentador que pueda ser, ni es meritorio, ni realista. No es realista porque quedarse en construir una mayoría parlamentaria y una opción de gobierno de izquierda bloquearía cualquier posibilidad de hacer saltar el marco constitucional (aunque otra cosa es que pueda hacerse saltar ese marco sin construir esa mayoría). No es meritorio porque, como decía aquel personaje de Braveheart, no nos hemos vestido así para nada: se ha puesto en marcha algo demasiado grande como para pretender redirigirlo ahora hacia un vis a vis de mayorías y minorías.

Es inevitable que en la fase actual del movimiento (más de afluencias que de confluencias, me parece) triunfen en Podemos los discursos apofáticos, más efectivos en negar que Podemos sea esto o aquello que en definirlo con claridad y exactitud. Pero Podemos no es un incognoscible, de modo que algún paso habrá que dar hacia una clarificación colectiva, extramuros, que no requiera un curso acelerado de política spinozista. Personalmente creo que el modelo organizativo de Podemos aguantará sin demasiadas tensiones, no por su solidez, sino por su capacidad de adaptación e innovación. No obstante, habrá que prepararse para pulir algún tipo de discurso catafático, del tipo “esto es así” (un discurso que recoja la realidad efectiva, conductual, de Podemos), que evite los debates estériles, sobre todo en los medios. Las experiencias del 15M y de las CUP así lo aconsejan.

Anuncios

Un comentario sobre “Confluyan con precaución

  1. Buen comentario y culto, con referencias “teológicas”, digo bueno porque no entendí nada, y mira que soy “llistu”; bueno,algo sí capisqué: que PODEMOS va hacia ( claramente) un poder constiuyente…¿…?, y que querer “parar a la derecha” es contraproducente…¿…? Lo dicho, felicidades. Collaciu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s