Podemos ser más Xixón

Una selmana cualquiera na prensa local. Quitando’l fútbol y la crónica negra, Xixón tien dos cares enfrentaes mui davezu páxina contra páxina. Cierto qu’una cara ye más grande que la otra y ocupa más espaciu y más lletra, pero olvídase más fácil, pasa más desapercibida: rostros intercambiables de persones intercambiables, toes promocionaes hasta dar vergüenza ayena con nomes y apellíos pero anónimes, nostante, porque representen exactamente lo mesmo y salen retrataes en despachos idénticos. Ye la cara de los profesionales de la política y la so cla cultural y empresarial, una cla megamasculinizada, encorbatada hasta taragañar l’aliendu, tolos traxes cortaos según el mesmu patrón y con pinta de ser toos igual d’incómodos, igual de caros.

La otra cara, más pequeña, na que s’invierte menos tinta y menos tiempu, ye una cara colectiva que los medios traten en tercer persona del plural, sin nomes nin apellíos, y frecuentemente en pretéritu paternalista: los afectaos pola hipoteca, los despidíos del Hotel León, los trabayadores de la Residencia Mixta de Pumarín. La información gráfica suel ser más ellocuente que lo poco que se diz a pie de foto: ehí nun hai despachos, esa xente ta de pie nuna cai o nuna plaza, delantre del Palaciu de Xusticia o de la sé de Liberbank, y nesos rostros nun hai rises falses (nun suel haber rises, pero cuando les hai son bien reales), y hai ente ellos, tamién, más presencia femenina.

Cuando s’inventó, la democracia nun yera l’absurda y abstracta hipótesis de que tol mundu gobernara. La democracia yera la pretensión de da-y el poder a la xente del barriu, del demos, en contraposición a los de la ciudadela, a los del cogollín aristocráticu que condicionaba hasta entós el funcionamientu de la ciudá. La democracia nun yera que gobernara tol mundu, sinón que pudiera gobernar cualquiera. Nun ye una diferencia solo de matiz, porque lo primero ye imposible y lo segundo, en cambio, tan posible como deseable.

Ye imposible que’l Xixón de los despachos y el Xixón de les places gobierne en xunto. Nun fai falta ser ateniense pa dase cuenta de que poco en común puen llegar a tener dos realidaes que nunca salen xuntes na mesma foto: los interiores enmoquetaos nun puen convivir colos espacios abiertos del esterior, y ye por eso que la mayoría de los interioristes suelen ser pésimos urbanistes y viceversa. Un gobiernu qu’acomuñe dambes dos sensibilidaes ye tan difícil d’imaxinar como una relación amorosa ente Emma Bovary y Robinson Crusoe: mal van poder alcontrase cuando viven en noveles diferentes.

De creer a los partíos turnistes, esti ye’l momentu d’acercase (de qu’ellos s’acerquen) a la xente de la cai. Seique hubiera qu’entruga-yos por qué hasta agora nun foi’l momentu, pero nun vamos facenos los tontos: toos sabemos la respuesta. Sicasí, vese poco esa cai de la que falen: esos candidatos, precandidatos y postulantes siguen posando en despachos de techu baxu y mui probablemente amueblaos por Almacenes Pumarín. Nenguna alternativa a la ciudadela del gobiernu municipal pue salir d’un despachu d’eses característiques.

Toi con Nacho Vegas en que Xixón ye, d’hai unos años, una ciudá triste. Si hai manera de qu’empiece a alegrase a partir del próximu mes de mayu, en tresllombando la campaña electoral más llarga de toes, va haber qu’empezar por consiguir qu’esi Xixón plural de les places ocupe l’espaciu qu’hasta agora acutaron los despachos. Lo que se va decidir dientro d’ocho meses nun ye ónde queremos poner la Selmana Negra o’l carril bici, y muncho menos cuestiones qu’un ayuntamientu nun pue lexislar, como la tasa de reposición de los funcionarios o’l númberu d’alumnos por aula. Lo qu’hai que decidir ye si tamos en condiciones d’aguantar otros cuatro años de política ficción o si, pela cueta, sacamos el gobiernu a les places y a los barrios y garantizamos que cualquiera pueda participar nos presupuestos municipales, que cualquiera pueda ver les cuentes y que naide se quede con un euro que nun-y perteneza. Menos despachu y más plaza. Menos ciudadela y más barriu. Menos Somió y más Xixón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s