Nunc dimittis servum tuum

El vienres foi un día históricu, anque últimamente hai tanto d’eso que yá nun tien ciencia nenguna. Digamos que foi un día históricu sensu stricto, porque na historia de les instituciones de gobiernu suel anotase tolo relativo a quién entra y quién sal, y velequí que los que salen a consecuencia d’una mala xestión o d’un escándalu son, nel reinu d’España, más bien pocos. Lo que nun quier dicir que xestionen bien o nun se vean envueltos n’escándalos, sinón que simplemente nun dimiten nin tampoco naide los cesa.

Al ministru d’Industria, José Manuel Soria, tampoco nun lu cesó naide, y él mesmu dixo “renuncia” en cuenta de “dimisión”, que queda más feo. La razón, o’l motivu, nun ye tanto’l reconocimientu d’una conducta inapropiada cuanto la falta de reflexos a la de dar esplicaciones de por qué y cómo apaez el so nome nos papeles de Panamá. Queda fuera de discusión, a lo que paez, por qué y cómo la evasión d’impuestos nun ye solo una actividá llegal sinón que constituye un negociu ella mesma. Queda fuera de discusión, tamién, que lo preocupante equí ye l’efectu d’eses esplicaciones na imaxe del gobiernu en funciones y del PP en funciones. Ta por ver qué pasaba si fuera Rajoy el qu’apaez nesos papeles: lo mesmo nun facía falta nin que s’esplicara nin que dimitiera.

Que José Manuel Soria pase a la historia (pequeña, ruina, doméstica, pero historia) pola so implicación nun entramáu de negocios rellacionaos con paraísos fiscales nun ye, depués de too, una gran noticia. L’agora ex ministru tien bien de méritos pa figurar ente los grandes. Ye directamente responsable d’un encarecimientu insólitu del recibu de la lluz. Ye directamente responsable del desaniciu de les enerxíes renovables y nun se cuestiona’l so enfotu en rellanzar la enerxía nuclear. Nes cuenques mineres, el so nome ye’l del ministru que punxo puntu en boca a la defensa d’un futuru dignu.

El retratu que nos queda de José Manuel Soria ye la quintaesencia d’una concepción de la política de la que nun ye él un exemplar esclusivu, nin muncho menos, pero que n’otros casos nun rescampla tan a les clares por mor de distorsiones inesperaes. Esto ye asina porque la de so yera una cartera ministerial poco afayadiza pa que se viera nella la mano integrista tan fácil de detectar n’Interior, n’Educación o en Xusticia: n’Industria ye onde meyor s’acolumbren les intimidaes del sistema productivu, del modelu enerxéticu: ye l’observatoriu perfectu de los intereses en xuegu y, polo mesmo, un llugar onde les práctiques destructives de los texíos sociales son difíciles de maquillar. Nun hai xuegos malabares que disimulen la crudeza con que s’ataca l’autosuficiencia enerxética, nin hai marxe de maniobra pa xustificar la inxerencia de les grandes fortunes na economía y la salú de les persones. Pero nada d’esto ta en primer planu na axenda política, y tampoco na mediática: tenemos asumío que la factura más habitual, la que ye dable atopar en cualquier casa y-y correspuende pagar a cualquier familia, el recibu de la lluz, seya un documentu prácticamente inintelixible.

La dimisión de Soria tien un aquel de xusticia poético que, sicasí, ye probe consuelu: nin ye consecuencia d’un cuestionamientu del modelu productivu y enerxéticu que defendió hasta’l final, nin va pasa-y más factura, previsiblemente, qu’un apurón mediáticu transitoriu que yá se curará en dalgún de los magníficos sanatorios que les elites tienen pa estes dolencies: los conseyos d’alministración. Si a esto-y sumamos que ta por demostrar qu’heba un rechazu masivu de les práctiques fiscales que se-y atribuyen (ehí ta Bertín Osborne verbalizando lo que tanta xente piensa: que por qué tantu escándalu colo qu’odiamos los impuestos), ta por ver en qué queda’l calter históricu d’esti sucesu. A saber si nun acabaremos poniéndo-y el so nome a un aeropuertu o a un polideportivu.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s